La Ley 25.761 es de alcance nacional y establece el régimen legal para todas las personas físicas o jurídicas que procedan al desarmado de un automotor de su propiedad o de un tercero, y para aquellas cuya actividad principal, secundaria o accesoria, sea la comercialización de repuestos usados para automotores.

Según esta ley “todo propietario de un automotor que proceda a su desarmado con el objeto de utilizar sus autopartes, deberá solicitar su baja ante el registro seccional del automotor que corresponda”, por lo tanto en primer lugar para desarmar un vehículo hay que ser su dueño y en segundo lugar deberá contar con los permisos correspondientes.

La persona o empresa que haya adquirido ese vehículo que quiera recuperar alguna pieza, “deberá acompañar un listado preciso y detallado de aquellas que sean pasibles de recuperación, con la identificación numérica de aquellas que la posean o lo que disponga la reglamentación de la presente ley”. Por lo tanto, no todas las piezas son pasibles de ser recuperadas. Las piezas de seguridad y aquellas que no están descriptas en la reglamentación de la ley no pueden ser comercializadas.

Si usted desea comprar una pieza usada y no tener problemas con la justicia, asegúrese que el comercio donde vaya a hacer la operación tenga las habilitaciones correspondientes otorgadas por la Dirección Nacional de los Registros de la Propiedad Automotor de la República Argentina (DNRPA) a través del Registro Unico de Desarmaderos de Automotores y Actividades Conexas (RUDAC) ingresando en el siguiente link:

http://www.dnrpa.gov.ar/desarmadero/consulta_inscriptos_web.php

Si el comercio no aparece en ese listado es porque carece de las habilitaciones correspondientes y muy probablemente esté vendiendo piezas de origen dudoso. Cuando realice la operación de compra tenga en cuenta que le deben entregar la factura y remito correspondientes donde se detalle cada uno de los productos adquiridos y el número de oblea del RUDAC que cada una de las piezas deberá tener adherida.

El RUDAC le entrega a los comercios habilitados un juego de obleas para cada una de las piezas que haya declarado y que esté en condiciones técnicas y legales de vender. Todo esto le garantiza a usted que está realizando una compra legal y que con su conducta responsable no está contribuyendo a la comercialización de piezas provenientes de vehículos robados.

Por Ing. Fabián Pons Presidente de OVILAM para NH Autopiezas

Por dudas o consultas comunicarse a fabian.pons@ovilam.com